Las maderas certificadas y los procesos productivos respetuosos con el medio ambiente lideran la revolución de las ‘cocinas verdes’.

Una cocina sostenible. La creciente preocupación medioambiental es algo que se aprecia en todos los ámbitos de la sociedad actual, pero ¿qué aspectos se deben considerar en el equipamiento de la cocina? El objetivo sería conseguir que los muebles tuvieran el menor impacto posible en el medio ambiente durante todo su ciclo de vida; es decir, desde la extracción de las materias primas hasta cuando los materiales dejen de cumplir su función como muebles.
Más saludable. Mucho es lo que se ha hablado de las emisiones nocivas de compuestos presentes en los materiales con los que se fabrican los muebles de cocina, entre los que cobran especial relevancia los formaldehídos, clasificados como potencialmente cancerígenos.

Madera maciza. Sobre si el uso de madera maciza en el mobiliario es la mejor forma de disfrutar de una cocina ecológica y saludable. Se trata de una elección principalmente estética, ya que las actuales técnicas de producción no suponen ninguna ventaja técnica respecto a las del tablero de fibra o los rechapados.
Gestión de los materiales.
Respecto a si es la opción más sostenible, la madera tiene una ventaja adicional: por un lado, absorbe CO2 cuando es un árbol y si al final de su vida útil se utilizase como combustible, el CO2 que emitiría sería el mismo que generaba, por lo que la madera es considerada un combustible de huella de carbono cero, aseguran los expertos.
Maderas certificadas. Algo en lo que todos coinciden es en la necesidad de pedir siempre maderas certificadas que garanticen una adecuada gestión de los recursos forestales y eviten la tala incontrolada.
La búsqueda de soluciones más sostenibles para la fabricación de muebles de cocina ha puesto el acento en variedades como el bambú, que presenta excelentes prestaciones en términos de resistencia, durabilidad, estética, facilidad de limpieza y rapidez de crecimiento. No obstante, su uso no es aún generalizado por parte de los distintos fabricantes.
Materiales alternativos. Se puede usar vidrio, materiales compuestos para construcción, plásticos técnicos o acero inoxidable.
Podriamos acabar habalndo de las 3 erres de la ecología. La primera es reducir, por ejemplo, la cantidad de materiales que necesitamos en nuestra cocina. La segunda es reutilizar muebles, baldas u otros elementos que podamos incorporar a nuestra cocina de una forma original. La tercera es reciclar y para ello debemos pensar a la hora de elegir los materiales para nuestra cocina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies